Alas de Isi

"Unas simples palabras entrelazadas pueden crean historias maravillosas"


Deja un comentario

Tarta de manzana

Se dice que el que come una manzana al día evita ir al médico. Algo de verdad debe haber en esta afirmación, y si no fuera así, lo que es innegable es que las manzanas son fuentes de salud y bienestar.

El día que se me antojó hacer tarta de manzana tenía clarísimo que la quería lo más casera posible, y con una crema pastelera de lo más natural. Pensé distintas maneras, le di vueltas y vueltas, y al final dí con un relleno fácil de realizar, rápido y económico, y lo que más me sorprendió: exquisito.

Con la manzana variedad “reineta” como protagonista, aquí va mi receta de tarta de manzana:

Ingredientes:

  • 4 manzanas “reineta”
  • 1 base de masa quebrada-brisa
  • 2 huevos
  • 200 ml de nata de cocinar líquida
  • 7 cucharadas de azúcar moreno
  • Mermelada de manzana
  • Mantequilla

1.Ingredientes tarta

Por cierto, la mermelada de manzana que uso también es casera, realizada por mí misma con manzanas recogidas con estas manitas, y está….pufffff, impresionante!

Precalentar el horno a 200º. Mientras tanto, untaremos con mantequilla un molde rizado (con el borde ondulado), colocaremos la masa y la pincharemos con un tenedor. Una vez calentado, lo introducimos y horneamos durante 5 minutos escasos.

Pelamos y troceamos 2 manzanas (en daditos pequeños). Las introducimos en un vaso batidor y las maceramos con 6 cucharadas de azúcar moreno durante unos 10 minutos.

2.Trocear 2 manzanas

Batimos los huevos con varillas y los agregamos a la mezcla manzanas-azúcar.

3.Batir huevos

Incorporamos la nata y batimos todo. Tras dejar reposar unos minutos, lo vertemos sobre la base, que ya hemos horneado previamente.

4.Incorporar crema pastelera

Pelar las otras 2 manzanas, las cortamos a gajos (medias-lunas) y las vamos colocando sobre la crema.

5.Medias lunas

6.Cubrir

Espolvorear toda la tarta con la cucharada de azúcar que nos quedaba, y esparcir trocitos de mantequilla sobre ella.

7.Azúcar y mantequilla

Hornear 20 minutos a 190º.

Y por último, cuando ya esté cocinada y reposada unos 5 minutos, pintar la superficie con mermelada para darle brillo y potenciar su sabor.

8.Tarta de manzana

Si tenéis invitados en casa y queréis sorprenderles, o si os apetece regalar una tarta distinta, además de sana, ya sabéis…con este postre os luciréis de verdad.

¡Espero que os guste!

 

Texto y fotografías: Ana Sala

 


Deja un comentario

Estofado de garbanzos con setas de otoño

El otoño por fin llegó. La ansiada lluvia ha bañado nuestros montes y cientos de especies de setas se han abierto paso entre musgos, acículas de pinos y hojas de árboles.

Una salida al campo resulta de lo más placentero con nuestro bocata en mano, pero he de reconocer que cazar algunas setitas comestibles e ir preparando pucheros para recibir el frío del invierno con el estómago bien lleno, me anima a meterme en la cocina a preparar recetas con setas.

Este otoño estamos viendo muchísimas Hygrophorus latitabundus, Hydnum repandum y Tricholoma terreum. Pensé en unos garbanzos, una buena col rizada y el sabor del cordero, y me puse manos a la obra con este guiso.

Hygrophorus latitabundus, Tricholoma terreum y Hydnum repandum

Hygrophorus latitabundus, Hydnum repandum y Tricholoma terreum

Ingredientes para 4 personas:

– 400 gr. de setas

– 750 gr de garbanzos cocidos (1 bote y medio)

– 8-9 hojas de col rizada

– 1 trozo de cuello de cordero

– 1 cebolla

– 4 dientes de ajo

– Pimentón dulce, aceite de oliva virgen extra y sal

2.Ingredientes

Lo primero de todo, ¡limpiar muy muy bien las setas!:

A la “lengua de vaca” (Hydnum repandum) hay que quitarle los aguijones, y al ser una seta con muchos restos de tierra, lavarla bastante bajo el agua, con cuidado, son muy quebradizas; a las “babosas” (Hygrophorus latitabundus) se les puede quitar la cutícula del sombrero por su extrema viscosidad, o bien, lavarlas abundantemente como las setas anteriores; a las “negrillas o ratonas” (Tricholoma terreum), sin embargo, conviene limpiarlas con una brochita, en seco, ya que son demasiado delicadas.

En una cazuela con abundante aceite de oliva freímos el trozo de carne de cordero, y lo reservamos.

Picamos la cebolla, pelamos los dientes de ajo, y lo sofreímos todo en el mismo aceite. Antes de que dore demasiado incorporamos las setas troceadas y mezclamos todo bien.

Sofreir cebolla, ajo y setas

                     Sofreir cebolla, ajo y setas

Agregamos la carne, cubrimos todo con agua, espolvoreamos con pimentón dulce y añadimos sal.

A continuación cubrimos el guiso con las hojas de col, previamente lavadas con esmero y cortadas a tiras grandes (no os asustéis por el volumen, luego se reduce considerablemente).

Cubrir con hojas de col

                         Cubrir con hojas de col

Tapar y hervir a fuego medio durante al menos 30 minutos.

Transcurrido este tiempo incorporaremos los garbanzos y revolvemos todos los ingredientes. En este punto suelo probar el caldo para ver cómo va de sal, y sazonar más si hiciera falta.

Incorporar los garbanzos

                         Incorporar los garbanzos

Dejaremos cociendo unos 15 minutos más.

El resultado… Ya os podéis imaginar: Plato único, con gran valor nutricional, enérgico y muy sabroso. ¡A disfrutarlo!

7.Cazuela de garbanzos con setas

 

Texto y fotografías: Ana Sala

 


Deja un comentario

Harina de algarroba

Algarroba, así es llamado al fruto del árbol algarrobo (Ceratonia siliqua).

Con forma de vaina y de color castaño oscuro, contiene una carne gomosa dulce que envuelve las semillas, y una vez maduro, puede consumirse en crudo.

Algarrobas

Algarrobas

Llevaba tiempo queriendo coger las algarrobas que colgaban del árbol de nuestro huerto.

1.Algarrobo Canalobre  2.Algarrobo Canalobre

En agosto se pusieron en estado óptimo de maduración e hicimos la recolecta vadeando, aprovechando las del suelo, e incluso cogiéndolas directamente de las ramas. Conseguimos llenar tres sacos de casi 2 kg cada uno, y tras leer e investigar, y conocer sus propiedades, nos quedamos asombrados…

Es un alimento muy beneficioso para la salud y excelente sustitutivo del chocolate (tan sólo contiene un 3% de materia grasa frente al 40% del cacao).

Bajo en grasas. De alto contenido energético, portador de carotenoides, taninos, almidón, minerales (potasio, magnesio, fósforo, hierro, calcio o azufre) y múltiples vitaminas de los grupos D y B.

No contiene gluten. Sus semillas son ricas en mucílagos (fibra soluble buena para la digestión).

Decidimos hacer harina de algarroba y nos pusimos manos a la obra.

Lavamos bien las algarrobas y les cortamos las puntas de cada extremo. Las colocamos en bandejas y las metimos al horno a 150º, durante unos 20 minutos, para quitarles la humedad.

Lavar, cortar puntas y colocar en bandejas

Lavar, cortar puntas y colocar en bandejas

La casa quedó envuelta en un increíble y agradable aroma que nos recordó a una mezcla de caramelo y miel, con un suave toque achocolatado que nos encandiló. Trascurrido el tiempo de horneado las dejamos enfriar, y las troceamos con las manos para rebajar su volumen. Tan sólo quedaba molerlas.

Nos preocupaba su dureza, sobre todo la del garrofín (las semillas), pero la Thermomix lo solucionó sin problemas. Durante 2-3 minutos a velocidad 10, estos frutos quedaron reducidos a polvo.

Thermomix. 2-3 minutos a velocidad 10

Thermomix.
2-3 minutos a velocidad 10

Nosotros hemos tamizado la harina con un colador de agujeros pequeños para dejarla muy muy fina, y así apartar los trozos de garrofín que han resistido sin molerse (los hemos guardado en otro tarro por si en un futuro le sacamos otra finalidad. Conservada en un envase hermético, con esta harina hemos hecho bizcochos exquisitos, sustituyendo 1/3 de la harina de repostería que usamos habitualmente, por ésta otra de algarroba. Y por supuesto, sin añadir chocolates, jeje.

Harina de algarroba

Harina de algarroba

En próximos capítulos, colgaré recetas de algún bizcocho que ya hemos probado.

¡Espero que os guste!

Texto y fotografías: Ana Sala


Deja un comentario

Crema de Perrechicos

En primavera, una de las setas que más queremos “cazar” es ésta, de nombre científico Calocybe gambosa, también llamada seta de San Jorge en castellano, Tullo en gallego, o Perretxiko en vasco.

Concretamente en el norte de España es muy muy codiciada, llegando a pagar hasta 180€ por un kilo de esta seta. Y es que no es para menos… Compacta, espesa y firme; de un color blanquecino precioso, sabor y olor inconfundibles (a harina fresca), se convierte por sí sola en un exquisito manjar.

Calocybe gambosa

Calocybe gambosa

Hace pocas semanas nuestra amiga Marisa nos deleitó con una excelente crema de perrechicos recolectados por la fantástica sierra de Madrid. ¡Quedamos impresionados por su sabor!

Resultó una delicia de cena, y por ello, mis deseos por encontrar esta seta se acentuaron considerablemente. Un día y medio después de aquella inolvidable cata, los prados maravillosos de la senda de Rascafría, cerca del embalse de Pinilla del Valle, nos ofrecieron unos preciosos ejemplares. Me los regalaron, y nada más llegar a Alicante, y con el permiso de tan maravillosa anfitriona, me puse manos a la obra para cocinar estas suculentas setas.

Para 2 personas:

  • 200 gr de setas Calocybe gambosa
  • ½ cebolla
  • 200 cl de caldo de pollo
  • 70-80 gr de pollo hervido
  • 100 ml de nata líquida para cocinar
  • Orégano
  • 2-3 hebras de azafrán
  • Aceite de oliva virgen extra y sal
Ingredientes

Ingredientes

Picamos la cebolla y trocemos las setas. Pochamos la cebolla en aceite de oliva, y antes de que dore, añadimos las setas y sofreímos todo hasta que éstas suelten el agua.

Agregamos el pollo picado (nosotros aprovechamos el pollo con el que hicimos el caldo), el caldo y sal, y cocemos durante unos 20 minutos más o menos.

Pasado ese tiempo incorporamos la nata, el orégano y el azafrán, removemos un par de minutos y por último lo pasamos por la batidora.

Podéis adornar la crema de setas con algo más de orégano y azafrán para un resultado, además de sabroso, más bonito.

¡Sencillo y buenísimo!

4.Crema de Perrechicos_portada

Texto: Ana Sala

Fotografías: Ana Sala y Antonio Valero (ejemplares de Calocybe gambosa)


Deja un comentario

Guiso de cardos

En la sierra del Maigmó, entre los muchos terrenos particulares habitados a los pies de esta espléndida montaña, crecen por doquier cientos de cardos comestibles (Cynara cardunculus).

Tuve la gran suerte de que me regalaran un manojo de esta planta, y automáticamente pensé cómo cocinar tan magnífica verdura de casi un metro de altura, de fabuloso color verde, y armada con fuertes espinas en los márgenes de sus tallos (llamadas pencas).

Cynara cardunculus

Cynara cardunculus

Opté por un guisado de cardos con costillas de cerdo, comino y garbanzos.

¡Y este fue el exquisito resultado!

 

Ingredientes (para 4-6 personas):

– 8-10 pencas de cardo

– ½ kg de costillas de cerdo

– 1 bote pequeño de garbanzos cocidos

– 1 cucharadita de comino molino

– 1 cebolla

– 2-3 dientes de ajo

– 1 patata mediana

– 2 cucharadas de tomate frito

– ½ vasito de vino blanco

– Aceite de oliva y sal

Lo primero de todo, pelar y limpiar muy muy bien las pencas (quitando el máximo de hebras que podáis).

Trocearlas y hervir en abundante agua durante 15-20 minutos. Escurrir y reservar.

Trocear y hervir durante 15 minutos

Trocear y hervir durante 15 minutos

 

Consejo: el resultado de esa cocción nos proporcionará un caldo depurativo, de sabor amargo, con propiedades desintoxicantes para nuestro hígado. Beberse un vaso de este “atrevido” jugo limpiará nuestro organismo en profundidad.

Mientras se cuecen las pencas, cortamos las costillas de cerdo a tiras (o a taquitos, como prefiráis), las sofreímos en aceite de oliva, y reservamos.

Picar la cebolla, pelar los ajos y pochar todo en una sartén. Cuando la cebolla esté dorada, incorporar la carne, las dos cucharadas de tomate y la cucharadita de comido molino. Voltear todo bien, agregar el medio vasito de vino blanco y freír otro poquito más para que evapore el alcohol.

Sofrito completo

Sofrito completo

En la misma olla donde hemos hervido los cardos, volvéis a introducirlos, añadís el contenido del sofrito de la sartén, la patata cortada a trocitos pequeños, los garbanzos y sal al gusto. Cubrír de agua todos los ingredientes, y tapáis bien.

Cocer durante 25 minutos si es olla rápida a presión (45-50 minutos en una olla normal).

¡Y guiso de cardos listo para consumir!

Guiso de cardos

Guiso de cardos

Otro consejo: La patata la uso para dar consistencia al caldo. Para ello, una vez hervida, la chafo con un tenedor para que el guiso espese y quede más sustancioso.

Texto y fotografías: Ana Sala


3 comentarios

Croquetas de algas wakame

La Undaria pinnatifida, más conocida como Wakame, es un alga comestible de interesante valor nutricional. Lo más característico es el porcentaje en sodio y su alto contenido en agua para la hidratación de nuestro organismo y piel.

Baja en calorías y en hidratos de carbono. Posee folato, hierro, calcio, magnesio y manganeso, vitaminas del grupo B, A y C. Energizante y remineralizante.

Y como ya comenté en un artículo anterior (Sopa miso con algas wakame y tofu), es muy utilizada en la medicina tradicional china como purificadora de sangre, mejora del pelo, piel, aparatos reproductores y regularidad menstrual.

Me apetecía relajarme cocinando, y pensé: ¿Unas croquetas para entretenerme durante un largo rato? ¡De algas wakame! ¡Y vaya si disfruté preparándolas y comiéndolas!

Ingredientes (para la elaboración de 30-35 croquetas)

  • 4 gr de algas wakame deshidratadas
  • 1 litro de leche entera
  • 160 gr de mantequilla (o aceite de oliva)
  • 160 gr de harina
  • 100 gr de pollo
  • Huevo
  • Pan rallado
  • Sal y pimienta
Ingredientes principales

Ingredientes principales

Hidratamos las algas wakame en leche durante unos 10 minutos. Los 4 gr se convertirán en 40 gr (aumenta 10 veces su volumen, jeje).

Algas deshidratadas

Algas deshidratadas  

 

Algas hidratándose en leche

Algas hidratándose en leche

 

 

 

 

 

 

A continuación las hervimos en la leche durante 5 minutos, a fuego lento. Trituramos con la batidora y reservamos. Hervimos el pollo, lo picamos y reservamos.

Preparamos la bechamel: Se funde la mantequilla en un cazo, añadimos la harina y rehogamos unos minutos. Incorporamos el pollo y freímos un poco más. Por último, agregamos la leche con las wakame y removemos continuamente para que no se pegue. Salpimentamos al gusto. Cuando observéis que la masa tiene la consistencia idónea (más o menos tras 10 minutos de cocinarla), retiramos el cazo del fuego y ponemos la mezcla a enfriar (como mínimo una hora).

Reposar y enfriar la mezcla durante 1 hora (como mínimo)

Reposar y enfriar la mezcla durante 1 hora (como mínimo)

Formamos bolitas o croquetas, las pasamos por harina, luego por huevo batido, y por último, por pan rallado.

Rebozar por harina, huevo y pan rallado

Rebozar por harina, huevo y pan rallado

Las freímos en abundante aceite de oliva y… ¡listas para consumir!. Están riquísimas. El sabor de estas algas es especial… mezcla de aroma marino, un toque dulce y textura poco crujiente. ¡Exquisitas!

Croquetas de algas wakame

Croquetas de algas wakame

Texto y fotografías: Ana Sala

 


Deja un comentario

Longan, sabor exótico

Dimocarpus longan. Literalmente, “ojo de dragón”.

Esta exótica súper-fruta con aspecto de uva, me ha “enamorado”.

Me habían hablado maravillas sobre ella. Sabía de gente que la había comido en Vietnam hace años, pero al ser un fruto nativo del sur de China, Indonesia y sudeste de Asia, y teniendo en cuenta que hay que recolectarlo en avanzado estado de madurez, transportarlo hasta España es un tanto delicado.

Pero, ¡el que la sigue la consigue! Durante tiempo anduvimos buscándola por Alicante… ¡Tenía ganas de probarla! Y por fin, pudimos comprar este fruto fresco en un supermercado de productos asiáticos.

Longan, fruta exótica

Longan, fruta exótica

¡Está exquisita! De textura suave tras pelarla, está tan buena que no sé muy bien cómo describir su sabor, jeje. Dulce, aunque ligeramente ácida. Acaramelada. Tal vez con un delicado toque almendrado. Aromática, muy muy sabrosa…

¡Una fruta realmente sorprendente que debéis probar!

El longan es muy usado en sopas y ensaladas. También se elaboran deliciosas salsas para sazonar carnes y arroces; todavía no he indagado lo suficiente como para cocinar alguna, pero en breve seguro que os deleito con un excelente jugo realizado con este fruto.

2.Longan

¿Y sus propiedades? ¡Impresionantes!

– Es una bomba de Vitamina C y minerales (fósforo, potasio, hierro, cobre y magnesio).

– Alivia el dolor de estómago.

– Es tonificante. Calmante, bajando los niveles de ansiedad y estrés.

– Mejora la conducta cognitiva y la memoria.

– Aumenta los niveles de glóbulos rojos, previene y combate la anemia (¡Importantísimo!). Cicatrizante. Retrasa el envejecimiento. Mejora la salud cutánea.

– Reduce los síntomas de resfriados y gripes…

3.Dimocarpus longan

Además, en la medicina tradicional china es usada para tener un corazón y bazo sanos. Contra el insomnio, las palpitaciones, la pérdida de memoria y los mareos también es un ingrediente bastante efectivo.

Creo que os he dado motivos suficientes para animaros a comer longan. Así que ya sabéis, a comer sano, variado y a degustar productos originales con los que descubriréis todo un mundo de matices nuevos para vuestro paladar.

Texto y fotografías: Ana Sala